Hemen zaude: Hasiera Noticias Jornada vasca histórica en NY, con la inauguración en Ellis Island de la exposición The Basques (I)

Jornada vasca histórica en NY, con la inauguración en Ellis Island de la exposición The Basques (I)

La ciudad de Nueva York fue testigo el pasado fin de semana de una jornada histórica para la colectividad vasca del país, con la inauguración en un lugar emblemático, como es Ellis Island, de una completa exposición sobre los vascos y la emigración vasca, haciendo referencia tanto al pasado como al presente de los vascos, su cultura y su realidad, en una iniciativa que espera acoger durante los próximos tres meses a alrededor de 300.000 visitantes, en su práctica totalidad turistas, que recibirán información de primera mano tanto sobre los vascos, como sobre la existencia en EEUU de una comunidad vasca importante, quizás no tanto por su número como por su voluntad y compromiso por preservar y seguir cultivando una cultura y un sentimiento que una vez heredaron y que hoy han aggiornado y hecho propio, conformando el hecho y la comunidad vasco norteamericana actuales.

Nueva York, Estados Unidos. El programa de actos organizado en torno a la inauguración de la exposición Hidden in Plain Sight: the Basques (Escondidos a plena vista: Los vascos) atrajo a un buen número de miembros de colectividades vascas del Oeste, particularmente de Boise y Idaho, así como del norte y sur de California, Nevada o incluso de lugares como Quebéc, de cuyo centro vasco llegaron asimismo representantes, además de los participantes locales de Nueva York y de personas llegadas ex profeso desde Euskal Herria.

El día se inició el pasado sábado con el alivio de comprobar que el mal tiempo reinante en una amplia parte del Este estadounidense, con una preocupante alerta por nevada intensa, llegó y se cebó en estados y localidades limítrofes, pero respetó Manhattan y la zona en que tuvo lugar la celebración vasca. El temor que en un momento dado pudo existir a que se interrumpiera el servicio de ferries y a que se colapsara la ciudad por la nevada --cosa que sí ocurrió  en estados y localidades cercanas y ocasionó incluso dos muertos-- se fue disipando durante la noche, y el día amaneció frío, pero con apenas una leve capa de nieve que no supuso sino un elemento más del color del que en general disfrutó la jornada.

Nyork

[Un momento de la actuación del grupo dantzari Oinkari de Boise (foto Mikel Arrazola)]

Previamente al momento mismo de cortar la cinta de inauguración de la exposición, se ofreció a partir de las once una selección de música y baile vasco, de la mano del coro vasco Biotzetik y del grupo dantzari Oinkari, ambos de Boise, Idaho, y de la soprano donostiarra afincada en Nueva York Amaia Arberas. Se registraron momentos de especial emoción cuando se entonaron cantos como el 'Gernikako Arbola' o la versión en euskera e inglés del patriótico himno 'America', que interpretó el coro boiseano, o con el baile de la 'Ikurrin Dantza', en el que se rindió tributo a las banderas vasca y estadounidense.

Le siguió, en una sala contigua, el momento de los discursos, con palabras a cargo de académicos como William Douglass, decano de los investigadores norteamericanos en temas de Estudios Vascos y director emérito del Centro de Estudios Vascos de la Universidad de Nevada-Reno o de John Bieter, historiador y miembro del Centro de Estudios Vascos de la Boise State University y de la Cenarrusa Foundation for Basque Studies de Boise, Idaho. Habló asimismo el superintendente de Ellis Island, quien no tuvo sino palabras de elogio para la muestra, el secretario general de Acción Exterior del Gobierno Vasco, Guillermo Echenique, quien en nombre del lehendakari López animó a los vascos norteamericanos a dotarse de visibilidad; el alcalde de Boise, David H. Bieter; y la presidenta del Museo e Instituto Cultural de Boise, Patricia Lachiondo. Las palabras de todos ellos abundaron en la feliz idea y en la gran oportunidad que supone la presencia en Ellis Island de la exposición.

Nyork2

[Momento de cortar la cinta de la inauguración, de la mano de Patricia Lachiondo, directora del Museo Vasco de Boise, y de Guillermo Echenique, secretario general de Acción Exterior. Observan en primer término, el bertsolari de Wyoming Martin Goikoetxea; Dan Ansotegui, txistulari y músico boiseano; y Patxi Kerns, director del grupo de baile vasco Oinkari (foto Mikel Arrazola)]

Un nuevo cambio de sala llevó a los presentes al hall de entrada de la muestra,  del que, tras la danza de Agurra por parte de Patxi Kerns, director del grupo boiseano Oinkari; el canto de cuatro bertsos a cargo del bertsolari Martin Goikoetxea, llegado desde Rock Springs, en Wyoming; y unas palabras de bendición, a cargo del obispo de Nueva York, Josu Iriondo; la presidenta del Museo e Instituto Cultural Vasco de Boise, Patricia Lachiondo, y Guillermo Echenique, secretario general de Acción Exterior del Gobierno Vasco, cortaron la cinta de inauguración.

El público reunido pudo a partir de ese momento entrar y visitar la muestra.

[Mañana, segunda parte, incluyendo un amplio reportaje fotográfico y en video de los actos]

Komentarioa gehitu

Komentario bat gehitu zenezake formularioa betata

(Beharrezkoa)
Esaiguzu zure izena
(Beharrezkoa)
(Derrigorrezkoa)
(Derrigorrezkoa)
(Beharrezkoa)
Erantzun galderari aurrera jarraitzeko:

Zenbat dira hiru gehi bi? (idatzi zenbakiekin)


bisita