Usted está aquí: Inicio Noticias Eco en la prensa vasca de los 10 años del hermanamiento entre Oñati, Gipuzkoa y José C. Paz, Argentina

Eco en la prensa vasca de los 10 años del hermanamiento entre Oñati, Gipuzkoa y José C. Paz, Argentina

25/10/2010

Medios de prensa vascos se hacían eco durante el fin de semana de la reciente celebración de los diez años del hermanamiento entre la localidad vasca de Oñati, en Gipuzkoa, y la argentina de José C. Paz. La efemérides se conmemoró con diversos actos en José C. Paz, incluyendo la inauguración de la Plaza del Hermanamiento y de la nueva sede del Centro Vasco, cuestiones de las que informó puntualmente EuskalKultura.com. Artículo publicado por el rotativo donostiarra El Diario Vasco, que firma Marian González desde Oñati.

 

Marian González/Oñati, Gipuzkoa. La localidad argentina de José C. Paz ratificó el miércoles por todo lo alto sus lazos de fraternidad con Oñati. Una plaza dedicada al hermanamiento, recordará en adelante la relación que desde hace una década mantienen la ciudad fundada hace 113 años por José Vicente Altube (natural del caserío Zugasti de Zubillaga) y Oñati.

El programa protocolario se abrió con una ofrenda floral ante los bustos de los fundadores, y concluyó con la inauguración del espacio que simbolizará la unión de estos dos pueblos.

Las autoridades paceñas y los representantes oñatiarras destacaron la excelente relación existente entre ambas localidades y, en especial, el flujo solidario que ha convertido a Oñati, en el angel de la guarda de miles de argentinos carenciados.

Así que no es extrañar que la delegación local la conformarán José Antonio Urteaga, Socorro Peña y Maribel Elorza, miembros los tres de la ONG Hermansoloña y del Comité de Hermanamientos. Esta última, sobrina del fundador, leyó una carta de la alcaldesa Lourdes Idoiaga, a la que siguieron las palabras de la jefa del gabinete argentino Mª Luisa Geiszer.

El descubrimiento de los escudos que presidirán la plaza y una placa conmemorativa ,y la plantación de un roble y un ceibo, dieron paso al intercambio de presentes y a la actuación de los dantzaris del Centro Vasco Toki Eder y un grupo de gauchos.

La plaza, que aún no está terminada, contará con un anfiteatro para aproximadamente 200 personas, así como bancos y mesitas con tableros de ajedrez en un entorno verde.

Primeros contactos en 1997

Los contactos entre Oñati y José C. Paz, ciudad argentina situada a 35 kilómetros de Buenos Aires, se iniciaron en septiembre de 1997.

Coincidiendo con el centenario de la fundación de la población argentina por José Vicente Altube, Altubes oriundos de Oñati procedentes de Argentina y EE UU visitaron sus raíces en el caserío Zugasti de Zubillaga. 150 años después de que sus bisabuelos, el célebre 'Palo Alto' y sus cinco hermanos, abandonaran su hogar y zarparan al Nuevo Mundo, algunos de sus descendientes volvieron a la casa para dejar constancia histórica de su procedencia en la fachada del edificio en el que crecieron sus antepasados.

Aquella visita y el afán investigador de George Altube, 'alma mater' del hermanamiento, fue el germen de una relación que maduró con los años y que finalizó en el año 2.000 con el hermanamiento entre Oñati y José C. Paz.

Histórico y solidario

Esta ciudad argentina de 210.000 habitantes, y que tiene 51 km2 , fue fundada en 1897 por José Vicente Altube, hijo de José Miguel Altube, uno de los seis vástagos del caserío Zugasti que en 1845, al término de la primera guerra carlista, emigró al otro lado del Atlántico.

En un principio se llamó villa Altube para pasar luego a denominarse José C. Paz en memoria de uno de los más acérrimos defensores de la revolución contra Avellaneda.

El hermanamiento se realizó por razones históricas, por el papel de Altube en la fundación de la ciudad. En aquel momento la mayoría de los oñatiarras desconocía la situación económica y social de José C. Paz, con el índice de pobreza más alto de toda la provincia de Buenos Aires. Al ver 'in situ' la situación Maribel Elorza, planteó e impulsó en el pueblo el envío de ayuda . La gente respondió y esos lazos han permitido una década después hacer felices a muchos «hermanos» argentinos. El flujo solidario que despertó el hermanamiento no para y la mejor prueba de ello es el container número 28 que el pasado mes de septiembre salió al otro lado del Atlántico con juguetes, ropa, calzado, medicinas, libros...

INAUGURADO TAMBIEN EL CENTRO VASCO

Y si el miércoles se inauguraba la plaza del hermamiento, el pasado día 10 lo hacía la sede del Centro Vasco Toki Eder de José C. Paz con aurresku de honor, bendición a cargo del párroco José Castañón, corte de cinta, descubrimiento de placa, visita a las instalaciones y almuerzo.

La delegación oñatiarra, que regresará a Oñati el próximo día 28, tuvo también una destacada presencia en estos actos protocolarios pues es muy querida en José C. Paz. José Antonio, Socorro y Maribel han aprovechado la estancia en Argentina para visitar también la comunidad de Queta cuyos molinos de agua fueron sufragados por el Grupo de Misiones de la Parroquia.

(publicado el 23-10-2010 en El Diario Vasco)

Añadir comentario

Puede añadir un comentario rellenando el formulario

(Requerido)
Por favor escriba su nombre.
(Requerido)
(Obligatorio)
(Obligatorio)
(Obligatorio)
Responde a la pregunta para seguir adelante:

¿Cuanto es tres mas dos? (escriba con numero)

Eco en la prensa vasca de los 10 años del hermanamiento entre Oñati, Gipuzkoa y José C. Paz, Argentina

De izquierda a derecha junto a la cinta, Elvira Cortajarena, María Luisa Geiszer, José Antonio Urteaga y María Angeles Oñederra (de espaldas)

Suscribirse mediante email

Contenido Relacionado


bisita