euskalkultura.com

euskal diaspora eta kultura

Besteek esana

El Coro Easo canta el día 18 en Moscú: Su presidente, Javier Oyarzun, analiza los retos de la entidad (El Diario Vascon)

2017/01/08

Javier Oyarzun Goyalde, presidente del Coro Easo: Fortalecer los coros de adultos, atraer a los jóvenes y generar una economía sostenible, principales retos para la nueva etapa.

Lotura: El Diario Vasco

Mario García/Donostia-San Sebastián. Toma las riendas de la gran familia del Coro Easo después de dos años intensos, con el encargo de afrontar a corto plazo retos tan importantes como un viaje a Rusia y la celebración del 25 aniversario de la Escolanía, la «joya de la corona», y con el horizonte de comenzar a construir las bases del futuro, ya camino del centenario. Aunque es prácticamente nuevo en el Coro Easo, adonde llegó hace poco más de dos años, Javier Oyarzun Goyalde encabeza el proyecto que obtuvo mayor respaldo en la asamblea extraordinaria celebrada el pasado 24 de noviembre. El nuevo dirigente, irunés nacido en 1979, es profesor de ingeniería en la Universidad de Mondragón y releva en la presidencia a Santos Sarasola, quien ha ostentado este cargo durante once años.

- ¿Resulta llamativo que llegue a la presidencia con un recorrido tan corto en el Coro Easo?

- La gente me lo pregunta a menudo. Pero no es rigurosamente así. Se ha planteado un proyecto y en último término se ha elegido a la persona que lo dirigirá. Pero en origen se ha optado por una labor de equipo.

«Queremos fortalecer los coros de adultos y que las incorporaciones vengan de las categorías inferiores» 

«Debemos intentar ser económicamente sostenibles y para ello generar recursos» 

«En el mundo coral tenemos un problema, que es el relevo generacional» 

«Será preciso articular mecanismos para atraer a los jóvenes, ofrecerles proyectos atractivos» 

«Ahora mismo nadie puede ofrecer un formato niños-hombres como el de la Schola»

- ¿En qué situación ha encontrado la institución coral?

- Veo que el coro tiene una serie de fortalezas y una serie de incertidumbres o aspectos en los que debemos trabajar para su consolidación. La institución no deja de ser una empresa en la que, como cantores venimos a pasárnoslo bien, pero que exige cumplir con los requisitos artísticos necesarios para mantener un nivel de calidad adecuado. Desde esta perspectiva, queremos fortalecer los coros de adultos y que, a ser posible, las incorporaciones vengan de las categorías inferiores. Es todo un reto. Cuando planteamos el proyecto vimos que el futuro pasa por el presente de los jóvenes. Por otro lado, hay que intentar ser económicamente sostenibles y para eso hay que generar recursos, es decir, trabajar con las instituciones para que nos sigan viendo como una entidad en la que merece la pena invertir. Detrás de todo hay un gran proyecto con un presupuesto de 350.000 euros.

- La agenda de 2017 tiene un potente arranque...

- Lo más inmediato es el viaje a Moscú, donde cantaremos el próximo día 18 en la Casa de la Música y en el marco del Festival Internacional de Música Sacra. Va el Coro Easo de hombres, 28 cantores más la organista Ana Belén García y el director, en este caso Sergio Pedrouso (en sustitución del titular, Xalba Rallo). Llevamos un programa exclusivo de autores vascos, música religiosa, tanto coral como de órgano. Es un programa exigente, con dos partes de cuarenta minutos cada una cuyo eje central es la música de Vicente Goikoetxea, el gran renovador de la música religiosa en España, que el año pasado se celebró el centenario de su fallecimiento. Y en línea con nuestra misión de difundir la música vasca, como propinas llevamos una muestra de folklore vasco.

- ¿Qué más les espera en 2017?

- Aún está por cerrar nuestra participación en la Quincena Musical y tenemos un aniversario: los 25 años de la Escolanía, la joya de la corona, que está la altura de las mejores. Es todo un orgullo para la entidad. Con este motivo estamos preparando un programa que, pensamos, será muy atractivo junto con la OSE, aunque aún está por cerrar. Y tenemos en cartera otro viaje. Será en julio y a la zona de Bretaña. Hay más cosas, aunque no están confirmadas y mejor no echar las campanas al vuelo.

- Tras la conmemoración del 75 aniversario y la colaboración con Donostia 2016, ¿este 2017 se presenta como un año más tranquilo?

- Es un año para empezar a construir las bases del futuro. Pensar las formas de hacer, nuevos programas y nuevos formatos.

- ¿Los 1.100 socios del Coro Easo son suficientes?, ¿habrá nueva campaña de captación?

- Por el 75 aniversario ya se hizo una campaña y nuestra idea ahora es intentar que se sientan importantes y queridos. Seguiremos publicando la revista, que es la mejor forma de exponer lo que hacemos. Y tendremos que estudiar la manera de abrir nuevos cauces de comunicación con ellos.

- ¿La salida de Musikene supuso un importante quebranto económico?

- Sí, ocurrió hace dos años. Supuso la pérdida de una fuente de ingresos, aunque se trataba de una situación ya prevista. Hoy en día, la entidad es económicamente viable. Su volumen de actividad en los últimos veinte años ha pasado de 90.000 a 350.000 euros. Pero no hay que esperar a que caigan las subvenciones, hay que trabajar, presentar nuevos proyectos, pensar nuevos formatos. No se puede poner el piloto automático. Hay que estar atento a las oportunidades y pendientes de las situaciones de alerta.

- ¿Habrá nuevo plan estratégico?

- Nos toca elaborarlo. Será para el próximo cuatrienio.

- ¿Puede adelantar algunas de las líneas principales?

- Aunque todavía no nos hemos puesto a ello, vemos que en el área institucional hay que dejar muy claro cuáles son las funciones de cada uno dentro de la institución. Otra cuestión a la que debemos atender es la gestión de los coros. Hoy en día en el mundo coral tenemos un problema, que es el relevo generacional. Históricamente siempre se ha dicho que los vascos somos un pueblo que canta, pero lo cierto es ya que no se canta tanto como antes. Así que será preciso articular mecanismos para atraer a los jóvenes, ofrecerles proyectos atractivos para que continúen a partir de una determinada edad y en competencia con todo tipo de ofertas de ocio, culturales y deportivas.

- ¿Qué tipo de incentivos?

- Por ejemplo, ofrecerles la posibilidad de cantar buenos conciertos, colaborar con grandes orquestas o hacer salidas con el coro.

- La familia Easo está integrada por más de 300 cantores agrupados en nueve formaciones y once formatos. ¿Mantendrá esta estructura?

- Tenemos que ser buenos y potenciar nuestros hechos diferenciales. Históricamente, el coro de hombres ha gozado de un prestigio que debemos seguir manteniendo; tenemos una Escolanía que el año pasado trabajó con John Eliot Gardiner en 'La Pasión según San Mateo' y quedó encantado, y debemos fortalecer formatos en los que somos únicos y diferenciales. Ahora mismo nadie puede ofrecer un formato niños-hombres, como es el de la Schola. Somos un producto único.

- ¿Cuál sería el flanco más vulnerable?

- Los coros de adultos. Como decía, hay que fortalecerlos con incorporaciones de categorías inferiores.

- ¿Hay cantera, por tanto?

- La hay y es importante. Pero debemos ser conscientes de que en gran parte se pierde en el salto a los coros de adultos. Además, no hay que pensar que la finalidad de los coros jóvenes es solo la de nutrir los de adultos, sino que deben de tener personalidad propia y para ello debemos ofrecerles las mejores oportunidades.

- ¿Cuáles son las voces más demandadas?

- Las extremas. Es como si la voz se estuviese homogeneizando y en los coros echamos en falta aquellos bajos profundos que sonaban cavernarios a la vez que elegantes. Aunque también es difícil localizar tenores, las voces graves son más escasas.

- ¿Van a hacer nueva campaña de captación de voces?

- Sí, vamos a ponerla en marcha enseguida. El mensaje es que quienes deseen cantar y tengan los mimbres adecuados encontrarán su oportunidad en el Easo.

- Uno de los hitos de Donostia 2016 parece que ha sido 'Sueño de una noche de verano'. ¿Se apuntan el tanto?

- Fue una experiencia única. Oír a los niños cantar fue una sensación mágica. Es una actividad que formará parte del legado porque se consiguió una mimetización perfecta entre el entorno y los artistas. Lo que cantábamos era algo muy sencillo, pero el efecto fue mágico. Acudir tantas noches fue un esfuerzo, pero nos va a quedar un recuerdo muy grato.

- ¿Cómo se ha portado la programación de Donostia 2016 con la música coral?

- La verdad nunca es absoluta y todo depende del prisma con se mire, pero me hubiera gustado que entidades como el Orfeón Donostiarra o el Coro Easo hubieran participado mucho más con programas específicos de música coral. Quizá se ha ido a una programación más diversa, más multiformato donde las formas tradiciones no han desarrollado todo su potencial. Es una decisión de los organizadores que hay que respetar. Nosotros colaboramos en aquello que se nos pidió, en 'Sueño de una noche de verano' y otras iniciativas, como 'Dance 2guether' o el propio Olatu Talka. Estamos contentos, pero siendo conscientes de que nos hubiera gustado participar más. Reconozco que programar no tiene que ser sencillo.

- ¿Está de acuerdo con la afirmación de que el futuro de la música es femenino?

- Es verdad que estadísticamente hay más voces femeninas que masculinas. Pero si queremos mantener el Coro Easo con el diferencial que hoy en día conocemos necesitamos que el futuro sea también masculino.

- ¿Cómo ve el futuro de la música coral en general?

- Lo veo incierto en el sentido de que si existen formaciones que están funcionando muy bien con gente joven, también vemos la realidad de muchos coros en los que la renovación generacional está costando. El futuro es incierto, pero la música puede con todo.

- Potenciar la música vasca es una de las señas de identidad del Coro Easo. ¿Lo será en el futuro?

- Está en nuestro ADN y debe de seguir. Debemos ser una entidad capaz de ofrecer programaciones íntegras con compositores vascos, porque ha habido y hay autores muy buenos. Los rasgos de identidad no se pueden perder, en todo caso mejorar, pero nunca perder.



« aurrekoa
hurrengoa »

Azken komentarioak

© 2014 Basque Heritage Elkartea

Bera Bera 73
20009 Donostia / San Sebastián
Tel: (+34) 943 316170
Email: info@euskalkultura.com

jaurlaritza gipuzkoa bizkaia