euskalkultura.com

euskal diaspora eta kultura

Besteek esana

Cine Vasco: Al menos una quincena de largometrajes darán continuidad a la repercusión que ha logrado ‘Handia’ (El Diario Vascon)

2018/02/10

El Cine Vasco se reivindica con una quincena de películas para este año

Lotura: El Diario Vasco

Ricardo Aldarondo. Tras la euforia de los diez Goyas ganados por ‘Handia’ el pasado sábado, toca volver a poner los pies en el suelo y ver cómo está el panorama. ¿Es la hazaña de ‘Handia’ el logro de unos solitarios con voluntad y talento o hay detrás una verdadera red de creación?

La radiografía del cine vasco en este momento deja ver actividad intensa y constante dentro de la complejidad de un organismo que avanza con sus fortalezas y sus complicaciones. Ya hay una industria asentada en Euskadi, con productoras trabajando en continuidad y con ambición de enfrentarse a retos, a nivel técnico y artístico, aunque no ocultan importantes flaquezas: la precariedad laboral de muchos actores, o las dificultades para lograr subvenciones de los organismos estatales con los recortes y la endurecida ley de cine de los últimos años.

Pero «‘Handia’ nos va a hacer coger aire, es un punto de inflexión importante», reconoce el presidente de la Asociación de Productores Vascos (EPE/APV), Carlos Juárez. «Se ha juntado una nueva generación de creadores con unos años en que ha habido una planifición inicial por parte de la administración en la continuidad de dotacion económica. La anterior generación, la de Enrique Urbizu, Alex de la Iglesia o Juanma Bajo Ulloa nacía del caos, no había una planificación y se tuvieron que buscar la vida, muchos fuera del País Vasco. Ahora, además de mucho talento, hay una planificiación de ayudas, y todo esto está dando sus frutos».

Ha quedado también clara la calidad de los técnicos en todas las diferentes disciplinas que intervienen en una película, algo que ya fue notorio en anteriores generaciones; pero ahora pueden trabajar con continuidad en producciones vascas. Aún así, muchos están siendo requeridos también en producciones de otras comunidades, y en realidad la formas de trabajo actuales permiten trabajar simultáneamente en distintos ámbitos geográficos. Ya no se puede hablar de cine vasco, ni de ningún otro, como un coto cerrado.

Hasta 93 productoras trabajando en cine en el País Vasco contabilizó el último estudio de impacto del audiovisual que presentó el año pasado IBAIA, asociaciones de productores vascos. Sus largometrajes y documentales se tienen que repartir los 2,1 millones de euros de ayudas al cine que ofrece el Gobierno Vasco a este efecto. Además, EITB participa con cinco millones de euros anuales en la financiación de estas producciones. En ambos casos, se potencia la producción de filmes en euskera, con ayudas suplementarias en función de los casos. También hay un compromiso por parte de EITB de financiar al menos dos películas al año en euskera con cierta ambición comercial. En el caso de ‘Handia’, el ente vasco aportó 800.000 euros a la producción sobre un presupuesto total de 3,5 millones de euros.

Principales películas vascas en producción en 2018

A punto de estreno:

-Cuando dejes de quererme, de Igor Legarreta. Coproducción con Argentina, cuenta con Antonio Dechent, Miki Esparbé, Eneko Sagardoy. Se estrena el viernes.
-Errementari, de Paul Urkijo Alijo. Cine fantástico con leyendas vascas, Kandido Uranga de herrero y Eneko Sagardoy como demonio. Se estrena el 2 de marzo.

En fase de producción:

-Dantza, de Telmo Esnal. El ciclo vital, a través de las estaciones y el baile tradicional, con distintas coreografías. Tras un rodaje a lo largo de más de un año, está en posproducción. Ganó el premio Glocal en el Zinemaldia de 2017.
-Black Is Beltza, de Fermin Muguruza. La productora de Irun, Talka, asociada con la catalana Setmagic, lleva al cine de animación lo que fue cómic y exposición.
-La plataforma. Producido por Basque Films, primer largometraje del bilbaíno Galde Gaztelu-Urrutia, con coproducción de Zentropa Spain. Ciencia-ficción con elementos sociales. Rodaje en marzo y estreno para 2019.
-Un día más con vida, de Raúl de la Fuente y Damian Nenow. Adaptación en animación del libro en el que Ryszard Kapuscinski contó su trabajó de reportero en la guerra civil de Angola.
-La trinchera infinita, de Aitor Agirre, Jon Garaño y Jose Mari Goenaga, retrata a un ‘topo’ tras la Guerra Civil. Con Antonio de la Torre y Belén Cuesta.
-Akelarre, de Pablo Agüero. Con la asociación de los productores de Koldo Zuazua e Iker Ganuza. Ganó el premio Arte en el Foro de Coproducción del Zinemaldia.
-70 Bin Ladens, de Koldo Serra. El nuevo filme del director de ‘Gernika’, con Nathalie Poza y Emma Suárez.
-Oreina, de Koldo Almandoz. Otra producción de Txintxua, sobre varios personajes que habitan en la periferia de la ciudad. Con Patxi Bisquert y Ramon Agirre.
-Las letras de Jordi, de Maider Fernández, no ficción producida por Señor y Señora, participó en Ikusmira Berria en el Zinemaldia de 2017.
-Ventajas de viajar en tren, de Aritz Moreno, «negrísima comedia con forma de thriller conspiranoico y toques de terror», sobre la novela de Antonio Orejudo. Seleccionada en el Mercado de Coproducciones de Berlín.
-Vitoria, 3 de marzo, de Víctor Cabaco. Ficción a partir de los sucesos reales de 1976, con la carga de la Policía Armada que acabó con cinco muertos. Con Ruth Díaz y José Manuel Seda.
-Bihar dok amairu, de Ander Iriarte y Aitor Bereciartua. Mirokutana y REC producen un docuemental sobre cinco estudiantes en el Basque Culinary Center.
-Muga dentzen da pausoa, de Maider Oleaga, producida por REC, sobre Elvira Zipitria.
-Gallo, de Antonio Díaz Huerta, sobre el surfista ciego Aitor Francesena. Marmoka Films en coproducción con Galicia.
-Agur Etxebeste, de Telmo Esnal y Asier Altuna. Irusoin produce la continuación de ‘Aupa Etxebeste!’ (2012). Se rodará en verano, estreno para 2019.

Las ayudas públicas y la participación en forma de producción de las televisiones son dos de los pilares en que se sustenta la financiación de la película. Para la producción vasca, que se está especializando en un «cine de calidad», indica Juárez, no es fácil acceder a la apuesta que hacen las televisiones públicas por el cine más comercial y de grandes presupuestos, con toda su maquinaria publicitaria. También para una película en euskera es más difícil acceder a la participación de TVE, o tiene menor cuantía.

Otro pilar de financiación, es la taquilla, que en el caso de ‘Handia’ es, de momento, de unos 500.000 euros brutos, que hay que compartir con las distribuidoras y los cines. Para completar el presupuesto ambicioso de una película como esta hay que explotar también los derechos de las emisiones televisivas, cada vez más diversificadas entre las emisiones en abierto, las plataformas de suscripción, las de pago por visionado, etcétera.

Más internacional

Un complemento cada vez más importante de la financiación del cine vasco, y también para su difusión, es la internacionalización, a través de la venta de los derechos de la película a otros países. A veces se venden los derechos de forma global para todo el mundo incluso antes de comenzar el rodaje de la película, como en el caso de ‘Handia’. Una segunda fórmula es ir vendiendo los derechos país por país a medida que el filme va ganando prestigio y despertando interés. También aumentan las coproducciones: la zarauztarra Sorgin Films tiene socios en Francia para sacar adelante ‘Akelarre’. y las producciones vascas van logrando un hueco notable en los festivales y los mercados internacionales.

«El cine vasco hace tiempo que está muy abierto al mundo», afirma José Luis Rebordinos, director del Zinemaldia, uno de los elementos que hacen, a juicio de todos los expertos, que Gipuzkoa y su probada vocación y actividad cinéfila esté siendo locomotora de todo esto.

El jueves comienza la Berlinale y en su mercado se presentarán varias producciones vascas que están ahora en marcha como ‘Ventajas de viajar en tren’, recién seleccionada en el Mercado de Coproducciones de Berlín, y los profesionales podrán ver unos minutos de ‘Black is Beltza’ de Fermín Muguruza. En ese espacio se presentó y buscó socios hace un año ‘Errementari’.

No es solo cosa de ‘Loreak’ y ‘Handia’: la multipremiada ‘Psiconautas’ de Alberto Vázquez y Pedro Rivero o ‘Sipo Phantasma’ de Koldo Almandoz, quien ahora está finalizando su nueva película ‘Oreina’, son solo dos ejemplos de producciones que están difundiendo la marca del cine vasco en importantes festivales de todo el mundo.

Guipuzcoanos enredados

Esta nueva y amplia generación ahora consolidada ha tenido un importante trampolín desde hace veinte años en Kimuak, el programa de difusión de cortometrajes del Gobierno Vasco, precursor en dar a conocer en todo el mundo el cine vasco más breve, donde han emergido muchos de los creadores que ahora están creando filmes ambiciosos.

Enfrente de la productora de ‘Handia’, Moriarti, en la misma plaza de Trintxerpe, está la sede de Txintxua Films, que producen los nuevos trabajos de Koldo Almandoz, Telmo Esnal y Asier Altuna. En San Sebastián se sitúa ‘la otra mitad’ productora de ‘Handia’, Irusoin, que a su vez prepara en solitario ‘Agur Etxebeste’ y de nuevo en comandita con Moriarti, ‘La trinchera infinita’. Otro donostiarra hiperactivo, Koldo Zuazua, con su Kowalski Films, coproduce películas con todos los anteriores y con firmas de diversas comunidades. Y Señor y Señora, los directores y productores Aitor Moreno y Leire Apellaniz, que tienen entre manos la ambiciosa producción ‘Ventajas de viajar en tren’ y el filme de Maider Fernández ‘Las letras de Jordi’, también tienen relaciones de amistad y colaboración con los anteriores.

Ese ‘núcleo duro’ tiene otros satélites importantes en Gipuzkoa: citemos como ejemplo a Lamia, que produce los filmes de Helena Taberna en conexión Zarautz-Pamplona; Sincro, productora de documentales que ha encontrado un ‘pelotazo’ con ‘Arte al agua’, que lleva once semanas de exhibición y 5.117 espectadores en el cine Príncipe, además de las productoras de animación (un género que produce un 12% de la producción vasca anual), como Lotura y Dibulitoon.

También se detecta cada vez más actividad, y más ambiciosa en Vitoria, con Kinescopic lanzando ‘Errementeari’ o Sonora asociada con Garazi abordando la producción de ‘Vitoria, 3 de marzo’, entre otras.

Alrededor de Bilbao continúan firmas con solera y ambición comercial como Abra Producciones (‘Lasa y Zabala’, ‘Igelak’, ‘Operación Concha’); o Basque Films (‘Psiconautas, los niños olvidados’, ‘El ataúd de cristal’) que ahora prepara ‘La plataforma’ con la también internacional Zentropa, además de Sayaka (‘Negociador’, ‘Gernika’), que prepara ‘70 bin ladens’, lo nuevo de Koldo Serra: «Desde hace unos años se está haciendo muy buen cine y hay equipo técnico y artístico para seguir haciéndolo. Los premios de ‘Handia’ ayudarán a dar visibilidad al cine hecho en Euskadi», resume el bilbaíno Koldo Serra.

Los datos
- 93 empresas participaron en la producción de cine en el quinquenio 2010-2015, según el estudio de IBAIA. 28 de esas productoras tuvieron actividad en largometrajes en 2016, según el ICAA.
- 8 por ciento del cine español supone la producción del País Vasco, que ocupa la tercera posición tras Madrid (40,4%) y Cataluña (22%).
- 30,7 millones de euros supone el impacto global de las productoras dedicadas al cine en 2014.
- 2,1 millones de euros es la aportación del Gobierno Vasco en concepto de ayudas a largometrajes y documentales.
- 600.815 euros más de lo que invierte en ayudas es lo que recibe la administración en subvenciones.


« aurrekoa
hurrengoa »

PUBLIZITATEA

PUBLIZITATEA

PUBLIZITATEA

PUBLIZITATEA

PUBLIZITATEA

Irakurrienak

Azken komentarioak

© 2014 Basque Heritage Elkartea

Bera Bera 73
20009 Donostia / San Sebastián
Tel: (+34) 943 316170
Email: info@euskalkultura.com

jaurlaritza gipuzkoa bizkaia