euskalkultura.com

diáspora y cultura vasca

Noticias rss

Carpinteros del patrimonio marítimo: Abren en Pasaia una escuela internacional que construirá embarcaciones tradicionales

08/11/2017

Cuatro de los estudiantes de la escuela de carpintería de ribera atienden las explicaciones de su profesor, Brian McClellan, en el denominado Teatro del Mar, donde se construyen embarcaciones tradicionales (foto Mikel Fraile-DV)
Cuatro de los estudiantes de la escuela de carpintería de ribera atienden las explicaciones de su profesor, Brian McClellan, en el denominado Teatro del Mar, donde se construyen embarcaciones tradicionales (foto Mikel Fraile-DV)

Rescatan y dotan de futuro al patrimonio cultural marítimo vasco pasado y presente y tienden puentes entre Europa y América. Albaola inaugura una escuela de carpintería de ribera heredera de la que fue pionera en Estados Unidos. Contará con 18 alumnos llegados de diferentes países que construirán una flota de embarcaciones tradicionales vascas. Artículo firmado por Elena Viñas en El Diario Vasco (ver videos al final del texto).

PUBLICIDAD

Elena Viñas. El olor a madera impregna cada rincón del denominado Teatro del Mar, un espacio de grandes dimensiones que ocupa la planta baja de la Factoría Marítima Vasca Albaola, en Pasaia [Gipuzkoa]. La actividad no parece encontrar tregua entre quienes se reparten por la sala realizando tareas que encajan una tras otra, como el perfecto engranaje de un reloj. Desde hace pocas semanas éste es también el lugar en el que adquieren conocimientos los estudiantes de la que se ha dado en llamar Aprendiztegi, Escuela Internacional de Carpintería de Ribera Lance Lee.

El proyecto ve la luz tras varios años insistiendo en uno de los principales objetivos de Albaola, el de la conservación y construcción naval de embarcaciones tradicionales. «Para ello, es fundamental la transmisión, porque sin ésta, no hay devenir del patrimonio marítimo», señala el presidente de la citada asociación, Xabier Agote.

«Siempre lo hemos hecho -añade-. Hemos formado mucha gente, pero de una manera más improvisada o, por lo menos, no debidamente organizada. Teníamos ya ganas de abrir una escuela para garantizar esa transmisión con una calidad de excelencia».

El nombre del centro recién inaugurado está cargado de significado. Por un lado, rinde homenaje a Lance Lee, el creador de la primera escuela de carpintería de ribera que en 1972 se fundó en Estados Unidos, Apprenticeshop, en la que el propio Agote se formó y con la que mantiene un vínculo «importante». Prueba de ello es la trainera 'Ameriketatik', que construyó por invitación de Lee en 1997 al otro lado del Atlántico y que fue financiada por la diáspora vasca.

La de Pasaia copiará el método de trabajo «innovador» en el que se basa. «Hemos decidido calcar su modelo basado en la educación experiencial, que no experimental», indica Agote. Según explica, «los alumnos participarán desde el primer día en la construcción de los barcos, trabajando como siempre ha hecho el aprendiz, con la excepción de que aquí no se pierde el tiempo con tareas como la de limpiar».

Los datos

Método
Aplica un modelo «absolutamente práctico», calco del de la escuela abierta en 1972 por Lance Lee en Estados Unidos.
Formación
Consta de tres años, en los que los estudiantes trabajan desde el primer día en la construcción de embarcaciones.
Alumnos
Entrarán seis por año, todos ellos mayores de edad y procedentes de cualquier país del mundo.

El nombre Aprendiztegi tampoco es casual. Además de ser un símil de la escuela Apprenticeshop de Lance Lee, hace referencia a un personaje histórico, Martín de Aprendiztegi, un constructor naval de Urruña que en el siglo XVII se marchó a Canadá con el fin de construir chalupas vascas. «Con ese nombre ponemos un poco de luz en un personaje desconocido, pero con una historia apasionante», comenta Agote.

El programa de formación consta de tres años, en los que se tiene la oportunidad de participar «de forma intensiva» en todas las fases de la construcción naval tradicional. El programa de la escuela está destinado a un total de dieciocho aprendices, mayores de edad, procedentes de cualquier lugar del mundo. Entrarán seis por año. De este modo, el profesor contará con el apoyo de los estudiantes más veteranos, ya experimentados en el Teatro del Mar, que actuarán como ayudantes.

Formato internacional

El formato de la escuela es, como su nombre indica, internacional. Cada uno de los seis alumnos que conforman su primera promoción procede de otros tantos países diferentes. A un joven vasco, se suman otros de Francia, Bélgica, Irlanda y Senegal. El sexto iba a ser un congolés que en el último momento ha tenido que renunciar a su plaza «por una serie de circunstancias de su país natal». En su lugar, entrará un refugiado sirio.

Esa mezcla es calificada por el máximo responsable de Albaola como algo «muy bonito», que goza de no pocas ventajas. «Nos da la oportunidad de aprender de sus diferentes culturas y conocer el patrimonio de otros países. Además, ellos se van a convertir en expertos del nuestro. Serán unos grandes embajadores del patrimonio marítimo vasco cuando vuelvan a sus países, igual que yo lo soy del de Estados Unidos, tras formarme en su escuela», declara Xabier Agote.

El estadounidense Brian McClellan imparte las clases en la Factoría Marítima Vasca

Cada curso entrarán seis alumnos que desde el primer día construirán barcos

Los estudiantes participarán también en la construcción del galeón 'San Juan'

Todos los futuros carpinteros de ribera compartirán un mismo profesor, Brian McClellan, llegado del centro fundado por Lance Lee en Norteamérica, donde tenía una plaza como instructor principal. Gracias al marco de colaboración establecido entre ambas escuelas, McClellan ha cruzado el Atlántico dispuesto a compartir sus conocimientos en Pasaia, donde ya se ha establecido junto a su familia.

Entre sus nuevos alumnos se encuentra Javier Vizcaya, un getxotarra que buscaba dar un giro a su vida. Supo del proyecto de tres años que ofrece Albaola a través de internet y asegura que el programa formativo le dejó «alucinado». «Me gustó cómo estaba prevista la enseñanza y el que no pagamos nada. Trabajamos para la escuela, que es una forma de aprender», declara el joven quien no oculta la «ilusión» que le despierta el oficio en el que se ha comenzado a formar y el modo en que se preparan.

«Para empezar, la entrevista fue trilingüe: en euskera, castellano e inglés. Eso ya me gustó. También he leído informes de la Unión Europea en los que se habla de una previsión de crecimiento del sector maderero para los próximos diez años. Vi posibilidades en este trabajo. Además, dicen que la carpintería de ribera es la más completa de todas. Si sabes hacer esto, sabe hacer cualquier otra estructura, como muebles», argumenta Javier Vizcaya, para quien no deja de ser interesante trabajar a diario con «carpinteros que ya son maestros».

Primer encargo, una chalupa

El primer proyecto al que se enfrentan este joven vasco y sus compañeros es la construcción de la réplica de una antigua chalupa irlandesa. «Es un pedido que hemos recibido», cuenta Xabier Agote, quien añade que su intención es ir creando una flota de embarcaciones tradicionales vascas. Los estudiantes participarán, asimismo, en el proceso de creación del galeón 'San Juan', lo que supone «un auténtico privilegio», no en vano ninguna otra escuela ofrece una oportunidad de este tipo.

A pesar de que admite que en Euskadi no existe en la actualidad una demanda de carpinteros de ribera, Agote asegura que ésta es una profesión en alza en países del norte de Europa y Estados Unidos. «En países muy desarrollados la demanda es creciente y muy importante», subraya.

El presidente de Albaola destaca que el objetivo no es crear necesariamente constructores navales. «Estos chavales van a aprender a dominar el oficio del trabajo de la madera, el de la carpintería. La construcción de un barco de madera es, sin duda alguna, el reto más importante al que se puede enfrentar cualquier carpintero, dado que no hay estructura de madera más compleja que un barco por sus características tridimensionales, su casco redondo.... Es un oficio muy exigente que después te permite enfrentarte a cualquier trabajo», concluye.

(publicado en El Diario Vasco)

Una escuela de navegación tradicional abrirá en Pasaia en 2018

Elena Viñas. Con Aprendiztegi, Escuela Internacional de Carpintería de Ribera Lance Lee funcionando ya a pleno rendimiento, los esfuerzos de los responsables de Albaola se centran ahora en que su próximo proyecto vea la luz. Se trata de una escuela de navegación tradicional que tendrá acceso directo a las aguas de la bahía de Pasaia. «Nuestra idea es activarla de aquí al próximo verano con los barcos que construimos en nuestro astillero, como los que están amarrados delante de la plaza Santiago. Eso dotará de gran singularidad a Pasaia, reforzando su carácter de puerto de interés patrimonial», manifiesta Xabier Agote.

La nueva escuela se ubicará en los locales del edificio del antiguo matadero de Pasai Donibane tras la rehabilitación y adaptación de éstos a los nuevos usos. Las obras de remodelación dieron comienzo a finales del pasado mes de septiembre y se prolongarán durante doce semanas, estando previsto que finalicen para el comienzo de 2018. El presupuesto de la obra asciende a 130.000 euros.

Para acometer la rehabilitación del edificio de la nueva escuela de navegación ha sido necesario tener en cuenta su ubicación en el casco histórico, concretamente en Donibane Kalea, y la consiguiente necesidad de respetar la fachada. El edificio que fue destinado en su origen a matadero, fue construido en 1982 y, posteriormente, albergó las oficinas municipales de urbanismo hasta 2008, encontrándose sin uso desde entonces.

Las instalaciones de la nueva escuela de navegación tradicional estarán adaptadas a sus necesidades, relacionadas con la práctica con embarcaciones tradicionales, y han sido determinadas por técnicos del Ayuntamiento y la asociación Albaola. De este modo, la planta baja del inmueble, dotada de 44 metros cuadrados, será destinada a vestuarios, taquillas, almacén para utensilios de navegación y el cuarto de instalaciones. La planta superior, que cuenta con otros 47 metros cuadrados, albergará un aula, provista de medios audiovisuales, para las clases teóricas.

Las obras, que fueron adjudicadas el pasado mes de agosto a la empresa Aduriz Lujanbio, S.L., respetarán la distribución actual del edificio, pero lo adaptarán al cumplimiento de las nuevas normativas. La fachada se respetará, aunque será saneada, instalándose nuevas ventanas con vidrios aislantes. La única intervención estructural será la sustitución de la actual escalera de caracol por una en dos tramos.

(publicado en El Diario Vasco)


(2010)


(2012)


(2015)


(2016)


(diciembre 2016)


(2017)



« anterior
siguiente »

PUBLICIDAD

Las más leídas

Últimos comentarios

  • Consulta por apellido
    Betiana Melo Urtasun
    Buenos Aires
    24/11/2017
  • Ederto
    Norma Ester Carrizo
    San Isidro
    23/11/2017
  • Comentario
    Rodrigo Vega-Gamarra y Cuervo
    Bogotá, Colombia
    17/11/2017
  • Aclaración
    Arantxa Zubillaga
    Necochea
    17/11/2017
  • ZORIONAK
    Pedro Javier Arriaga Aguirre
    Caracas / Venezuela
    16/11/2017

© 2014 Basque Heritage Elkartea

Bera Bera 73
20009 Donostia / San Sebastián
Tel: (+34) 943 316170
Email: info@euskalkultura.com

jaurlaritza gipuzkoa bizkaia