euskalkultura.com

diáspora y cultura vasca

En otros medios

Nahikari Oloriz estudia dos máster en París y ha actuado con Ensemble Rayuela en la sala Philarmonie (en Noticias de Navarra)

09/11/2017

Una vida pegada a un saxofón. La intérprete de Villava Nahikari Oloriz estudia dos máster en París y el pasado mes actuó con Ensemble Rayuela en la prestigiosa sala de la Philarmonie

Enlace: Noticias de Navarra

Mikel Bernués / Pamplona.  “No me acuerdo por qué elegí el saxo ni cómo decidí seguir estudiando ni por qué se convirtió en el centro de mi vida, pero desde luego siempre conté con el apoyo de mi familia”, explica Nahikari Oloriz, vecina de Villava. “Fui a la escuela Atargi y supongo que fue en las clases de música donde me surgió el interés, desde Infantil cuando descubres el sonido de un instrumento o de una caja con arroz hasta el final de Primaria, cuando preparamos el Haur Kantari Txapelketa o tocábamos pequeñas piezas con la flauta. Al mismo tiempo empecé a tocar el saxo en Hilarión Eslava. Después seguí en Askatasuna y lo compaginaba con mis estudios de Grado Medio en el Conservatorio Pablo Sarasate”, añade.

A sus 25 años, Nahikari lleva casi un tercio de vida fuera de casa, primero en Barcelona, luego en Versalles y ahora en París. El saxofón, principal culpable del éxodo, siempre ocupa un lugar preferente en su maleta. El viaje instrumento en mano, atendiendo a su currículo, ha resultado provechoso. Nahikari ha sido finalista en el concurso permanente de Juventudes Musicales de España en categoría de viento-madera (solista), del Classic Winds Competition de Köln-Bonn (Alemania) y del concurso de música de cámara Paper. Además ha ganado el 4º premio en el concurso de Saxofón Solista de Andorra, el 2º en el Enkor Competition (solista), y el primero en el Higini Anglés de música de cámara. También ha ganado becas de la fundación Anna Riera, la AIE (Asociación Española de Intérpretes) o las becas Argorart.

Ahora estudia en el Conservatorio Nacional Superior de Música y Danza de París un máster de saxofón con Claude Delangle, y al mismo tiempo el máster de música de cámara con David Walter. Y participa en dos formaciones estables: el dúo Aldamena, que surge de una “gran amistad con la excelente pianista bilbaína Itxaso Sainz”, y el Ensemble Rayuela, con el que recientemente tocó en la Sala Principal Boulez de la Philarmonie de París, con aforo para 2.400 personas. “Fuimos el primer cuarteto de saxos programado en esta mítica sala, y aunque eso supone una enorme presión, una vez en el escenario dejamos a un lado los nervios disfrutamos al máximo de una oportunidad así”, dice.

Lejos del instrumento, todavía le queda tiempo para recibir clases de taichi y de yoga, bailar en el grupo de danza de la Euskal Etxea de París y cuidar a dos niñas un par de tardes por semana. Reconoce que nunca ha sido “demasiado organizada”, con el estudio y que “un instrumento de viento es una actividad dura mentalmente pero también físicamente, por lo que no podemos estudiar todo lo que queramos”. También depende “del proyecto, el repertorio, las ganas y la experiencia: al cabo de muchos años es más fácil ir al grano”, dice.

¿VUELTA A CASA? “La época de Barcelona fue muy bonita y ahora también estoy muy contenta, pero por supuesto echo de menos muchas cosas de casa. Un café en el bar de siempre con mis amigas de toda la vida, unos potes en lo viejo con mis amigos los músicos y sobre todo los fines de semana en familia en el pueblo”, añora Nahikari, a la que le gustaría traer a casa una versión del cuento Pedro y el Lobopara cuarteto de saxos, piano y actriz que han creado con Ensemble Rayuela y con música de S. Prokofiev.

“He tocado más fuera, por eso tengo ganas de traer este proyecto pedagógico. Además, una vez estemos todas en Navarra, lo que ya es complicado porque en el quinteto hay una francesa, una italiana, una española y una japonesa, aprovecharíamos para hacer otros conciertos, colaboraciones con bandas... tenemos muchas ideas y muchas ganas de hacer música. Solo nos falta organizarlo”, explica. Sobre su futuro (en dos años termina los estudios), reconoce que“siempre me ha gustado tocar en bandas y txarangas, y poder vivir de ello es un sueño: tocar en una banda como la de Bilbao, Vitoria o La Pamplonesa y tener tiempo para otros proyectos como la enseñanza, conciertos de música de cámara, solista...”, finaliza.



« anterior
siguiente »

PUBLICIDAD

Las más leídas

Últimos comentarios

  • Consulta por apellido
    Betiana Melo Urtasun
    Buenos Aires
    24/11/2017
  • Ederto
    Norma Ester Carrizo
    San Isidro
    23/11/2017
  • Comentario
    Rodrigo Vega-Gamarra y Cuervo
    Bogotá, Colombia
    17/11/2017
  • Aclaración
    Arantxa Zubillaga
    Necochea
    17/11/2017
  • ZORIONAK
    Pedro Javier Arriaga Aguirre
    Caracas / Venezuela
    16/11/2017

© 2014 Basque Heritage Elkartea

Bera Bera 73
20009 Donostia / San Sebastián
Tel: (+34) 943 316170
Email: info@euskalkultura.com

jaurlaritza gipuzkoa bizkaia