euskalkultura.com

diáspora y cultura vasca

En otros medios

La película 'Handia', rodada en euskera, participará en la 60 edición de los Premios Ariel de México (en Cine y Tele)

08/02/2018

No se llevó el premio a la Mejor Película pero Handiafue la gran sorpresa de la noche de la 32ª edición de los Goya, gracias a las 10 estatuillas que consiguió este film dirigido por Aitor Arregi y Jon Garaño. Durante la gala, Cine&Tele entrevistó a varios de los técnicos que hicieron posible una producción tan complicada, por estar ambientada en el siglo XIX, presentar escenas de batallas y tener que recrear un gigante, con un presupuesto de solamente 3,5 millones de euros.

Enlace: Cine y Tele

Handia se presentó en el Hotel Auditorium de Madrid con 13 nominaciones. A pesar de esta cifra tan alta, nadie se esperaba el aluvión de galardones que se llevó finalmente: Mejor Guion Original, Mejor Actor Revelación, Mejor Fotografía, Mejores Efectos, Mejor Dirección Artística, Mejor Maquillaje y Peluquería, Mejor Música, Mejor Diseño de Vestuario y Mejor Montaje.

Es la tercera película con más premios Goya de la Historia, sólo por detrás de Mar adentro (14) y ¡Ay, Carmela! (13), y empatada con La isla mínima y Blancanieves. Curiosamente, es la única de ellas que no logró el principal galardón. Según se anunció también ese mismo día, será la representante española en la 60ª edición de los Premios Ariel de México, convirtiéndose en el primer film en euskera en luchar por dicho premio.

Llevada a cabo por Irusoin, Moriarti y Kowalski Films, es una película que, a pesar de un presupuesto contenido de 3,5 millones de euros, tiene una apariencia de gran producción. En el film han trabajado unas 100 personas de equipo técnico durante las ocho semanas de rodaje y, a pesar de rodarse íntegramente en el País Vasco, se ha conseguido recrear el siglo XIX también en lugares como Londres, París o Madrid.

“Cuando leí el guion y vi todos los escenarios, parecía que estabas ante una superproducción. Yo lo estaba flipando. Todo apuntaba a peliculón de mucho dinero y luego te das cuenta de lo que hay”, expresó el director de fotografía Javier Agirre, uno de los afortunadores ganadores e la noche.

Para la gran mayoría era la producción más grande hasta la fecha. “Ha sido la película más grande que he hecho yo hasta ahora. Siempre había hecho pelis pequeñas, con 30 o 40 personas. Aquí mirabas atrás y decías ‘¡pero cuánto camión hay aquí!’, indicó Agirre.

Según el director de fotografía, se hizo un buen planteamiento al centrarse en que lo importante en que “la película transmita y los actores funcionen” pero poniendo técnicamente la carne en el asador en ciertas escenas: “Hay planos concretos en los que se ve bien al gigante y donde se ve un escenario bueno. Sin grandes florituras y grandes planos generales, que es adonde no podíamos llegar tanto por postproducción como por producción. Se puede tener mucho figurante y tener unas calles largas, pero siempre buscábamos lo que nos podía valer o alguna cosa que nos pudiésemos inventar“.

Agirre destacó que “es muy fácil trabajar” con los directores, que además son parte de la producción con Moriarti y saben adaptarse a lo que hay, no como otros directores.  “Tienen muchos recursos, son muy listos y han trabajado mucho en montaje, y eso se nota porque saben lo que quieren y qué es lo importante en cada plano”, explicó el director de fotografía.

El director artístico Mikel Serrano también subrayó que Arregi y Garaño “siempre tuvieron claro cuál era la medida”. En su opinión, la película destaca porque está hecha “con mucho mimo, con mucha comunicación y con mucho talento por parte de los directores”. Es una producción que, como se sinceró, “fue todo un reto”, sobre todo por recrear el siglo XIX en lugares muy variados sin salir de Euskadi.

Otro de los grandes desafíos fue el gigante, que aparece en un 80% del metraje y se debía conseguir que una persona de 1,80 metros luciera con una altura de 2,37 metros.

Handia se llevó también el galardón a los Mejores Efectos, por el trabajo de Jon Serrano (Drama FX) y David Heras (USER T38). “En los efectos digitales hemos utilizado dos técnicas, que ha sido hacer crecer la cabeza a Eneko Sagardoy cuando estaba dentro de un rig que le hacían más alto, y por otro ha sido cambiar la cabeza digital, que es uno de los efectos que se hicieron en Benjamin Button“, apuntó Heras, que acaba de montar su propia empresa: Metal VFX.

El film tiene un sinfín de efectos físicos como explosiones, tiros y nieblas. Además, hay 450 planos que tuvieron que retocar digitalmente. Según Heras, fundamentalmente “el gigante, hacer época en la actualidad  y borrar elementos anacrónicos”.

La compenetración entre Serrano y Heras, el cual estuvo también en rodaje, fue fundamental. Heras comentó “el secreto es hablarlo mucho antes y que nada nos pille de improviso”.

La ceremonia tuvo lugar unos pocos días después de la muerte de Reyes Abades, una institución de los efectos y que ganó en 9 ocasiones el Goya en esta categoría. “Fue el precursor de los efectos especiales físicos en España. No fue el primero pero sí el precursor como tal. Es una gran pérdida y un maestro que nunca volverá a haber. Era el que todos queríamos saber”, manifestó Serrano.

“Nos gusta montar con el Final Cut porque es muy sencillo para los directores”

Cine&Tele pudo charlar con Laurent Dufreche y Raúl López, los ganadores del premio al Mejor Montaje para conocer cómo es el proceso de trabajo tan particular de Jon Garaño, Aitor Arregi y José Mari Goenaga. “En Moriarti trabajan la postproducción y el montaje de una forma muy curiosa. La labor de toma de decisiones no es tanto de una o dos personas sino que es una labor muy colectiva. Laurent monta, yo monto, los directores montan, nuestros ayudantes montan, etc.”, nos explicó Raúl López

Con este método, se buscan todas las posibilidades y se hacen muchas versiones de todo Como nos aseguró López, “al final se valora qué es lo que mejor funciona dentro del conjunto de la película”.

Dufreche remarcó que “cada personalidad tiene su estilo” y, por ejemplo, “Raúl lleva muy bien la acción, por lo que las escenas de batallas las montó él”. Al final, es “un pequeño milagro que, aunque hay cinco personas, parece un único montaje”.

La película está montada con Final Cut X y el rodaje se hizo, básicamente, con la Alexa Mini a 4K en HDR. “Yo soy un pro Final Cut. Loreak la empezamos con la primera versión del Final Cut X, que fue un poco arriesgado porque fallaba bastante. Nos gusta montar con el Final Cut porque es muy sencillo para los directores“, nos confesó López.

“En nuestro entorno colaborativo funciona porque tenemos muchas máquinas en paralelo. Es un programa que es como un juguete, casi”, señaló Dufreche.

En montaje siempre hay escenas que se acaban cayendo. Según nos dijo Raúl López, hubo que desechar “muchísimo metraje”. El proceso exclusivamente de montaje fue de nada menos que 10 meses. Como nos expresó Dufreche, “con el trabajo colaborativo, las cosas tardan un poquito más. Ha tardado mucho porque se ha sacado mucho material”.

La cinta es distribuida en España por A Contracorriente Films y las ventas internacionales las lleva Film Factory. Gran parte del equipo de Handia se reunirá de nuevo en La trinchera infinita, que es el próximo proyecto de Moriarti. Protagonizada por Antonio de la Torre y Belén Cuesta, dirigirán Aitor Arregi y Jon Garaño a partir de un guion de Luiso Berdejo (El guardián invisible[Rec]) y José Mari Goenaga que reflejará una historia sobre los topos de la Guerra Civil y la posguerra.



« anterior
siguiente »

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Las más leídas

Últimos comentarios

© 2014 Basque Heritage Elkartea

Bera Bera 73
20009 Donostia / San Sebastián
Tel: (+34) 943 316170
Email: info@euskalkultura.com

jaurlaritza gipuzkoa bizkaia