euskalkultura.com

diáspora y cultura vasca

En otros medios

Al hilo de la Semana Nacional Vasca de Mar del Plata: Se busca antepasado vasco (en Noticias de Gipuzkoa)

05/11/2018

Mar del Plata celebra su kalejira con una intensa participación de la comunidad argentina de orígenes vascos, que ha realizado una importante labor para dar con su huella genealógica e interesarse por el euskera.

Enlace: Noticias de Gipuzkoa

Miriam Vázquez / Mar del Plata. Cuando se dice que la comunidad vasca en Argentina es la más importante y activa del mundo, no es un mero cumplido o un cliché vacío. En este país se ubican 84 euskal etxeak, y rara vez se queda impávido y sin investigar un argentino que deduce a través de sus apellidos que tiene orígenes vascos, sino que bucea en su árbol genealógico y acaba seducido por sus raíces y curioseando en las danzas vascas y el euskera, lo que le lleva, a su vez, a preservar la cultura vasca y garantizar su transmisión en Argentina. Con motivo de la Semana Nacional Vasca que este año se está celebrando en Mar del Plata, este periódico pudo comprobar de primera mano esta realidad con los testimonios aportados por seis argentinas con ancestros de Euskadi que se acercaron a la kalejira y tamborrada que tuvieron lugar el sábado por la tarde en la localidad. Desde la euskal etxea Denak Bat hasta la catedral de los Santos Pedro y Cecilia, una comitiva de dantzaris, tamborreros y acompañantes amenizó la tarde en presencia de cientos de personas que se acercaron a celebrar la fiesta de la diáspora. Fue muy llamativa la presencia de los uniformados verde caqui de la Gendarmería argentina tocando en la fanfarria.

Una de las argentinas de origen vasco es María Elena Pesado Jaureguiberry, quien explicó a este diario que ha recorrido 1.800 kilómetros desde la provincia de Río Negro para acudir a la Semana Nacional Vasca, y reconoce que los orígenes le vienen tanto por parte de madre como de padre, aunque ellos ya nacieron en Argentina y fueron los abuelos quienes emigraron de Euskadi.

Sus apellidos le despertaron la curiosidad y, cuando conoció a un miembro del centro vasco de Río Negro, se sumó y se interesó por sus orígenes, aunque tiene la espina clavada de que no consiguió los datos exactos de sus antepasados por su azarosa vida. Así es como describe a los vascos: “Me gusta su personalidad, son aguerridos y tozudos, y eso para el trabajo es estupendo”. El próximo mes de mayo va a hacer su primer viaje a Euskadi. Se acercó a Mar del Plata en un autobús con otras 48 personas, muchas de las cuales son dan-tzaris y miembros del grupo de euskera. Ella misma estudia el idioma vasco.

Presume de que tiene cinco apellidos de Euskadi. Los cita, aunque aclara, como muchos otros argentinos, que la grafía la han adaptado a los usos del país: Suquilvide, Iribarne, Erramuspe, Jaureguiberry y… Los nervios juegan una mala pasada a María Elena, que se bloquea por unos segundos y agarra su teléfono móvil para comprobar el documento con sus apellidos, con tan mala suerte de que la batería se agota en ese instante. El quinto apellido se resiste, y se lo toma con humor. Es la primera vez que participa en la Semana Vasca y se declara emocionada porque el espectáculo le hace “conectar con los ancestros”. “Lo veo como algo lejano, pero me emociona. No estuve nunca en el País Vasco. Entre el 8 y el 26 de mayo del próximo año iremos a Donostia”, cuenta emocionada.

A su lado, sus amigas Fernanda Inda y María Mercedes Arizcuren también aportan su visión sobre lo vasco. María Mercedes cuenta cómo su bisabuelo por parte materna, Justo Rica, era de Bilbao y tenía una academia de música que quedó reducida a cenizas con el bombardeo en la Guerra Civil, la contienda que obligó a muchos vascos a hacer las maletas. “Siempre estuvo presente en mí el interés por lo vasco”, asegura, aunque pronto la reclaman para no perder de vista a la comitiva del desfile, que abandona ya la plaza. Fernanda Inda, por su parte, dice que sus bisabuelos eran de Donibane Garazi, y que está estudiando euskera. “Me encanta el idioma. También la gastronomía”, dice. Es una integrante de la euskal etxea de la Patagonia.

También enfrente de la catedral, las hermanas Julieta y Camila Esquercia (Erkizia en origen) narran cómo empezaron a investigar sus orígenes con 12 y 14 años. “Tenemos un apellido vasco, y sabíamos que somos descendientes de vascos”, explican.

Esa intensa búsqueda y esa labor de arqueología terminó dando frutos, aunque fue muy complicado porque los orígenes se remontan a muchas décadas atrás: investigaron las partidas de nacimiento del árbol genealógico y un familiar dio con que los tatarabuelos de las dos jóvenes eran de Donostia. Su amiga Ainhoa Agostini Zubillaga, que en este caso tiene también nombre vasco, tiene unos orígenes más cercanos: su madre nació en Hernani, su abuela también, y su abuelo es de Errenteria.

EUSKERA. Los argentinos de origen vasco comparten su interés por el euskera y, entablando una conversación con ellos, es habitual que introduzcan palabras en el idioma vasco en mitad de la conversación para exhibir esa conexión con sus ancestros y transmitir cercanía hacia los periodistas desplazados a Mar del Plata para cubrir la información.

Este conocimiento se debe a la labor de las euskal etxeak y al programa Argentinan Euskaraz que se inició en 1989 y terminó extendiéndose para dar clases en todo el mundo (Euskara Munduan). HABE colabora con las euskal etxeak para formar profesores.

El pasado sábado se pudo comprobar la afición de los vascoargentinos en la iniciativa Mintzodromo, una de las actividades de la Semana Nacional Vasca. Unas horas antes, el lehendakari Iñigo Urkullu realizó una ofrenda floral en el monumento a los inmigrantes vascos situado en el paseo Jesús de Galíndez.



« anterior
siguiente »

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Las más leídas

Últimos comentarios

© 2014 Basque Heritage Elkartea

Bera Bera 73
20009 Donostia / San Sebastián
Tel: (+34) 943 316170
Email: info@euskalkultura.com

jaurlaritza gipuzkoa bizkaia