Hemen zaude: Hasiera Desde mi atalaya Artxiboa 2009 Uztaila 19 La Diáspora de Gaztemundu; ahondando en la crisis económica
Dokumentu Akzioak

Desde mi atalaya

La Diáspora de Gaztemundu; ahondando en la crisis económica

Se iniciaba el pasado lunes en Vitoria-Gasteiz Gaztemundu 2009, con presencia de 47 jóvenes de ¿toda? la Diáspora. Como cada año, los participantes de Argentina son absoluta mayoría, mucho mayor incluso de la que les correspondería proporcionalmente. Llama la atención la práctica ausencia de participantes estadounidenses [no hay que olvidar que Estados Unidos es, tras Argentina, el país con mayor número de centros vascos], con un único representante, que no acude además en nombre de una euskal etxea, sino en nombre de NABO; ninguna de la treintena larga de euskal etxeak de Estados Unidos se halla, por tanto, directamente representada. Del resto de países, tienen este año presencia en el programa Chile, Colombia, España, Uruguay y Venezuela. Y no están representados Andorra, Australia, Brasil, Canadá, China, Colombia, Cuba, El Salvador, Francia, Italia, México, Paraguay, Perú, Puerto Rico, Reino Unido y República Dominicana. Son datos que invitan a la reflexión.

Entre otras cosas porque hablamos de jóvenes [sí, ya sé que este año se ha levantado el límite de edad para participar en Gaztemundu, pero a pesar de ello, la inmensa mayoría de participantes son jóvenes]. ¿Nadie de todos esos países ha mostrado interés en participar? ¿Es este dato indicativo del futuro que espera a las euskal etxeas de algunos de esos países? ¿O, como en el caso de Estados Unidos, además del problema del idioma [Gaztemundu se lleva a cabo en castellano], existe algún otro problema, por ejemplo cultural, o de comunicación centros vascos-Gobierno Vasco, Gobierno Vasco-centros vascos? ¿O es simplemente un síntoma de una mayor autonomía de acción de esas euskal etxea y de otras respecto a Vitoria-Gasteiz? Constituye un hecho que de los países anglosajones (Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Australia) participa un único representante, el anteriormente mencionado de NABO (EEUU-Canadá). Pero la participación en Gaztemundu no implica un menosprecio de la autonomía/independencia de los centros vascos o debería entenderse así...

Gaztemundu, mientras tanto, parece que se desarrolla cumpliendo objetivos. La primera semana ha transcurrido con aprovechamiento de las clases, que se ha conjugado con las correspondientes visitas a diversos puntos del país. El fin de semana marcaba excursiones a Donostia y a Gernika, para reincorporarse el lunes a la parte lectiva del programa. Atrás quedaban las palabras de recibimiento del primer día por parte de Guillermo Echenique y de Julián Celaya en nombre del Gobierno Vasco. Por cierto, Julián Celaya dirigía este pasado viernes a través de Euskaletxeak.net una carta de salutación y presentación de sí mismo [sólo en castellano, siguiendo los pasos de su antecesor en el cargo] a los vascos del mundo, reiterando su "apoyo y amistad" y su "deseo no sólo es seguir manteniendo viva nuestra identidad como vascos, sino también (de) estrechar aún más nuestras relaciones, desarrollar nuestra cultura, trabajar para acortar las distancias, potenciar nuestro idioma y sobre todo, haceros llegar el sentir de Euskadi hasta vuestros hogares, colectividades vascas y euskal etxeak".

Para finalizar, un apunte económico. Continúan las malas perspectivas, y empeoran incluso, en relación a la crisis. La prensa de estos días recoge declaraciones del consejero (ministro) de Economía del GV, Carlos Aguirre, señalando que la Administración vasca se enfrenta a un 'problema descomunal' de ingresos, con una bajada muy notable en la recaudación [dato indicativo: la Diputación Foral de Bizkaia, por ejemplo, ha cerrado el primer semestre de 2009 con un 20% menos de recaudación] que, a pesar de la apuesta del GV por el endeudamiento, traerá consigo un recorte más importante de lo previsto y un serio programa de austeridad a todos los niveles. En este sentido, las euskal etxeas con gran dependencia o con planes dependientes de las ayudas del GV, deberían tomar más nota aún si cabe y extremar sus programas de diversificación de ingresos [algo que tanto en época de crisis como en época de bonanza es importante], ser audaces encontrando nuevas fuentes de financiación, y realistas a la hora de elaborar presupuestos y gastar. Palabras fáciles de escribir, pero no tanto de llevar a cabo, pero no hay otra.

2009/07/19

bisita